Barcelona 1ª parte

9:00:00

Fuente: http://www.lainformacion.com/


BARCELONA (1ª PARTE)

Benvinguts a Barcelona, una bella ciudad que reconozco me tiene ganado, capital del modernismo, ciudad condal, puerta de España a Europa y un montón más de denominaciones que se le da, acumula en sus poco más de 98 kilómetros cuadrados una amplia variedad de atractivos para todos los gustos y es visitada anualmente por millones de turistas intentando aprovechar, además de sus incontables atractivos, su privilegiada climatología. Aunque será complicado, intentaré no extenderme, porque si me enrollo, con Barcelona no soy objetivo y puede ser algo interminable.

1. APUNTES PREVIOS

Como había hecho en el caso de Nueva York y París, comenzaremos por el principio, y ese inicio no es otra que como llegar. En el caso de Barcelona, la opción más ampliamente utilizada para llegar a la ciudad es el avión. El Aeropuerto Internacional de Barcelona-El Prat, se encuentra en El Prat de Llobregat, localidad incrustada en el área metropolitana de Barcelona. Desde el aeropuerto al centro de la ciudad, existen diferentes medios de transporte. Una forma sencilla de llegar al centro de la ciudad es el autobús, bien el autobús urbano (línea 46) que une el aeropuerto con la Plaça de Espanya cada 10 minutos. Otra opción, más rápida y también más cara es el Aerobús, que une la T1 y T2 del aeropuerto con el centro de Barcelona, la Plaça Catalunya. Otra reciente opción es la controvertida línea 9 del metro, que, previo pago del suplemento aeroportuario típico en casi todo aeropuerto, os llevará hasta la zona universitaria y desde aquí en otra línea a cualquier parte de la ciudad. Finalmente, la opción más económica es el tren R2 Nord de cercanías o "Rodalies" como le dicen allí. Al estar dentro de la zona tarifaria integrada, con un abono de transporte multiviaje este trayecto estaría incluido. Tiene una frecuencia de 30 minutos y os dejará en la estación de Sants en 18 minutos.

Fuente: Transports Metropoliotans de Barcelona


Yo personalmente siempre que he ido a Barcelona he utilizado esta última opción, que, como nada es perfecto, presenta un inconveniente. Si vuestro vuelo llega a la T1 (la más nueva, moderna y espectacular) tendréis que desplazaros a la T2 en uno de los autobuses lanzadera que une ambas terminales de forma gratuita. 

Hasta hace poco, Barcelona contaba con un gran aeropuerto pero sus comunicaciones con la ciudad dejaban mucho que desear. A día de hoy, han mejorado, sin embargo, sigue por detrás de otras muchas ciudades en lo que a conectividad con el centro de la ciudad se refiere. Quizá sea uno de los mayores contras que le saque a esta mi ciudad favorita de España.

En lo que a alojamiento se refiere, hay para todos los gustos, pero si buscáis no os costará demasiado encontrar algo acorde a vuestros gustos, independientemente de la ubicación, nosotros nos quedemos más de una ocasión a las afueras (podéis mirar si os interesa, suele ofrecer ofertas interesantes http://www.hotelbarcelonaprincess.com/)  y en 10-15 minutos estaréis en el centro.

2. GAUDÍ

Y es que no se puede entender el uno sin el otro, es una relación unívoca que existe entre la ciudad y el máximo exponente del arte moderno como fue Antoni Gaudí. Toda la ciudad se encuentra salpicada de obras maestras de este artista que falleció 3 días después de ser atropellado por un tranvía en la Gran Vía de les Corts cuando su obra maestra, La Sagrada Familia, se encontraba en la fase embrional de su construcción. Precisamente, entre las obras de Gaudi esta es la más destacada, su obra maestra e inconclusa. Este Templo Expiatorio, denominación que se le otorga, acumula ya 133 años de construcción es posiblemente el más espectacular, reconozco que la primera vez que la vi fue saliendo de la boca de metro me impresionó, ya que se ve aparecer poco a poco hasta que se observa en su plenitud, es la mítica imagen que te invita a levantar la cabeza y estirar el cuello para verla.



Tras el paso por la sagrada familia, nadie puede dejar escapar un paseo por el modernismo del Passeig de Gracia. No hace falta caminar mucho desde la Plaça Catalunya, punto neurálgico de la ciudad, siempre lleno de bullicio, para encontrar en la margen izquierda del Pase la imponente Casa Batllo, llama especialmente la atención, como no, por la curvatura de sus líneas, la belleza de la cerámica de su fachada y la chimenea que corona la edificación.



Pocos números más arriba del Paseo de Gracia, en la intersección con el Carrer de Provença, encontramos la Casa Milá, también conocida como La Pedrera, destaca como la obra maestra del modernismo por sus muros ondulados, sus balcones con vistas incomparables del Paseo de Gracia por un lado y del Eixample por el otro. Destacan también las impresionantes chimeneas de su azotea, que culminan la edificación que evoca una sierra nevada.



Para finalizar con los imprescindibles de Gaudí, como no, nos falta por mencionar el Parque Güell. Esta ciudad jardín construida en una superficie de 20 hectáreas, representa el emblema cúlmen del trecandís, técnica que Gaudí llevó a su máximo exponente y que consiste en construir mosaicos a partir de fragmentos de formas y tamaños irregulares de cerámica y vidrio y que en el Parc Güell suponen uno de sus grandes atractivos, convirtiéndolo en uno de los lugares más conocidos y queridos por los visitantes y oriundos de la ciudad.



Aunque sea menos popular y por tanto menos conocida, a mi me parece de una gran belleza otra obra de Gaudí. tal vez no demasiado reconocida pero digna de visitar, que además se encuentra en el Parque de la Cuitadella, se tata de la cascada que existe en este parque, opinad vosotros mismos.



3. LAS RAMBLAS Y SU ENTORNO

Desde el Maremagnum hasta la Plaça Catalunya, ese es su recorrido. Este vial con su pavimento característico en forma de olas, es posiblemente la más conocida de Barcelona, ubicada entre los barrios de El Raval y Gótico, se encuentra salpicada de multitud de elementos dignos de conocer. Como su nombre indica, "Las Ramblas", es plural, lo cual indica que son varias. Comienza desde el Maremagnum, un centro comercial en pleno Port Vell, con la Rambla del Mar, una pasarela de madera construida para los juegos olímpicos de Barcelona 92 que revolucionaron la ciudad con puente movil que varias veces al día se abre para facilitar el paso de embarcaciones. Tras ella encontramos el monumento a Colón, una esfigie del almirante Cristobal Colón, como siempre señalando a América. 



Atravesando el Paseo de Colón y, aunque no se vea por su discurrir subterráneo, la ronda litoral, llegamos a la Rambla de Santa Mónica donde destacan las Dassanes Reials de Barcelona, antiguos astilleros de la ciudad reconvertidos en Museo Naval. 



Seguimos ascendiendo por esta bulliciosa y tumultuosa calle pasando por la Rambla dels Caputxins donde en su margen derecha encontramos la Plaça Reial y, especialmente importante, en la margen izquierda emerge espectacular el Gran Teatre del Liceu, incendiado  en 1994 por lo que quedo prácticamente destruido fue reconstruido en solamente un año y es la sede cultural más emblemática de la ciudad. 



La Rambla de los Capuchinos finaliza en el Carrer de Ferran dando paso a la Rambla de Sant Josep, también  denominada Rambla de las Flores, debido a los característicos puestos de venta de flores que flanquean el paso de los peatones, sirviendo de medio de paso entre una y otra el conocido mosaico de Miró, que convirtió algo que iba a ser arte efímero en algo que a perdurado en los años. A los pocos metros aparece uno de los pocos exponentes de construcciones a base de barras metálicas y remaches que existen en el mundo. Se trata del Mercat de Sant Josep, aunque todo el mundo lo conoce como La Boquería, un mercado repleto de puestos cuyos productos están estratégicamente colocados para llamar la atención del viandante, la verdad que todo tiene una pinta increíble y entra por la vista. Acercándonos cada vez más a la Plaza Cataluña, llegamos a la Rambla de los Estudios, donde antiguamente se encontraba Estudio General de Barcelona. 




Finalmente, en el último tramo de Las Ramblas está el más conocido por los futboleros, la Rambla de Canaletas, donde se encuentra la fuente de Canaletas, sede de las celebraciones de los éxitos de la afición del Fútbol Club Barcelona. Por cierto, dicen que si quieres volver a la ciudad debes beber de la fuente ubicada en esta rambla.



Por hoy damos por terminado el post y os emplazo si queréis a dentro de quince días donde continuaremos hablando de mi ciudad fetiche, en concreto de sus plazas, miradores y otros atractivos.

Espero que os guste, dejad vuestros comentarios, sugerencias, preguntas o lo que vosotros queráis, con gusto os contestaré.

Hasta que nuestros caminos se vuelvan a cruzar.


Pedro Ormaechea

You Might Also Like

14 comentarios

  1. A mi Barcelona me encanto, me pareció una ciudad preciosa, llena de encanto, bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!

    Me encantan los posts de viajes y si son tan completos como el tuyo mejor, a veces me da miedo viajar por si me pierdo o la lío parda con los horarios pero desde luego me encantaría conocer la ciudad!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te gusten, cada 15 días hay post de viajes en el blog y siempre bastante completos.

      Pedro

      Eliminar
  3. Nunca he ido por desgracia pero tengo muchas ganas de ir asi que después de leer tu entrada muchas más.

    Un besin y nos vemos muy pronto,
    *cludy
    http://cludystyle.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. ¡Que hermoso todo! Me alegro que lo hayas pasado bie. Yo estoy juntando dinero para ir el año que viene, estudio arquitectura y ya quiero conocer las obras de Gaudí en persona, es espectacular lo que hace ♥
    Un beso grande, nos leemos pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes cuando vayas y ya nos contarás por el blog.
      Aún quedan más post de Barcelona que seguro te interesan.

      Pedro

      Eliminar
  5. Yo estuve hace mucho tiempo y me gusto. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Barcelona es una ciudad maravillosa. A mí me encantó el Park Güell, siempre lo recomiendo. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también. Es mi ciudad preferida de España

      Pedro

      Eliminar
  7. Hace años que no voy a Barcelona entre unas cosas y otras. Me encantó recordarla, porque tiene un encanto especial, me han dado ganas de volver. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo ganas de volver y pienso lo mismo que tú

      Pedro

      Eliminar

Toda la moda y belleza en Asturias